fbpx

CORONAVIRUS Y LA TERCERA EDAD

No paran de hablar de ello. La familia, en la calle, en las noticias. Nos llegan informaciones contradictorias y no sabemos si debemos alarmarnos y el porqué de tanto “alboroto”. Vamos a ver qué dicen los expertos, sobre todo la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Universidad de Navarra.

¿Qué es?

Los coronavirus (Cov) son una amplia familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), que comenzó en China en el 2002, o el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), descubierto en Arabia Saudita en 2012. El Covid-19 es el coronavirus identificado en Wuhan (China) en 2019 y es una nueva cepa que no se había visto antes en humanos. Aunque es un virus considerado más “inteligente” que los anteriores, ya que es muy difusible, es menos virulento que otros de la familia como la Gripe Española: el impacto clínico es muy bajo ya que la mortalidad asociada es de alrededor de un 0,7%.

Los coronavirus son virus respiratorios que pueden afectar a humanos o animales. Por ejemplo, se sabe que el SARS se transmitió desde la civeta al ser humano, y el MERS desde el dromedario. Uno de los primeros coronavirus fue la bronquitis infecciosa aviar. Parece que el Covid-19 proviene del murciélago.

Síntomas.

El coronavirus de 2019, en la mayor parte de los casos, ocasiona una sintomatología gripal leve, consistente en fiebre, cansancio y tos seca. También se pueden dar otros síntomas como dolores de garganta o articulares, congestión nasal o diarrea. Otros posibles signos de alarma son:

  • Dificultad al respirar (disnea).
  • Dolor o presión persistentes en el pecho.
  • Confusión o dificultad para despertarse.
  • Cara o labios azulados.

La mayoría de las personas se recupera sin necesitad de un tratamiento especial (alrededor de un 80%). Sólo una pequeña proporción de los casos, fundamentalmente en edades avanzadas o que padezcan otras enfermedades (hipertensión, problemas cardiacos, diabetes), tienen más probabilidad de desarrollar una enfermedad grave como la neumonía.

Algunas personas pueden infectarse y no desarrollar ningún síntoma, o tener síntomas muy leves. Aunque el riesgo de contagio de estas personas es muy bajo, también ellas pueden transmitir la enfermedad.

En caso de duda, el médico puede realizar un cultivo de nariz y garganta, o incluso un análisis de sangre. También se suele realizar una tomografía de tórax para determinar los síntomas de neumonía, así como análisis de coagulación de sangre, bioquímico y conteo sanguíneo.

El mayor problema con esta epidemia es el colapso en el sistema sanitario, ya que es muy contagiosa. No hay suficientes camas ni respiradores en los hospitales para atender a todos los enfermos, teniendo en cuenta que siguen dándose casos que necesitan atención urgente y que nada tienen que ver con esta enfermedad. Por eso, las autoridades ruegan encarecidamente que no se acuda al hospital si no hay un motivo realmente grave. Incluso es un factor de riesgo acudir a una clínica u hospital, que es un lugar donde puede haber muchas personas portadoras potenciales del virus. Esto se recomienda aún más a las personas que están en un grupo de riesgo, como las personas ancianas. Las residencias pueden convertirse también fácilmente en un foco de expansión del coronavirus.

Contagio y cómo evitarlo.

Estos virus se transmiten a través de gotículas respiratorias de tamaño grande, procedentes de la nariz o la boca de la persona infectada cuando tose, exhala o estornuda. Dichas gotículas permanecen muy poco tiempo en suspensión en el aire y se depositan sobre superficies donde pueden persistir varios días (hasta 9). Por lo tanto, la forma más habitual de contagio es tocando estas superficies contaminadas. La forma más eficaz de prevención de la enfermedad es el frecuente lavado de manos. El uso de mascarilla, tanto en casa como en la calle, no previene esta enfermedad, a no ser que sea la persona enferma la que la lleva puesta, ya que evitaría que sus propias gotículas respiratorias afectaran a otras personas.

Es importante mantener una distancia de al menos 1 m. – 1’5m con la persona infectada, así como evitar las aglomeraciones y los viajes si se tiene tos o fiebre.

Se está investigando si se transmite a través del contacto con las heces, ya que en algunos casos se han encontrado virus en éstas. Aunque el riesgo es muy bajo, se recomienda lavarse las manos con frecuencia, como mínimo después de ir al baño y antes de comer.

Aunque la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) ha advertido de que no hay evidencia de que los alimentos sean una fuente probable de transmisión de la enfermedad, como ya pasó con los anteriores brotes de coronavirus, recuerda que siempre hay que tener en cuenta las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre el seguimiento de buenas prácticas de higiene durante la manipulación y preparación de alimentos, como lavarse las manos, cocinar la carne a fondo y evitar la posible contaminación cruzada entre alimentos cocinados y no cocinados.

Tratamiento

Todavía no existe un tratamiento específico, ni ninguna vacuna eficaz, aunque se está trabajando en ello de manera intensiva. La enfermedad se trata como un catarro o gripe común: con reposo, una adecuada hidratación y alimentación (una dieta ligera, abundante en frutas, verduras y hortalizas), aliviando los síntomas en lo posible con analgésicos y luchando contra las complicaciones que pudieran surgir.

Qué hacer si se tienen síntomas.

Si los síntomas son leves y se ha estado en contacto con una persona que ha sido diagnosticada de Covid-19, o se ha viajado a alguna zona de riesgo en los últimos 14 días, usted debe:

  • Avisar al teléfono facilitado por las autoridades en cada Comunidad.
  • Quedarse en casa evitando multitudes, viajes y transporte público.
  • Mantener higiene respiratoria (cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, con el codo flexionado o con un pañuelo, tirando éste inmediatamente y lavándose las manos).
  • Lavado de manos frecuente.

Estas dos últimas son para evitar contagiar la enfermedad a las personas que nos rodean.

Si se tiene sintomatología más severa, como dificultad respiratoria o fiebre persistente de más de 38º, o se tiene alguna otra enfermedad importante anterior, se debe acudir al centro de salud o al hospital.

Otros consejos son:

  • Limitar el contacto con mascotas y animales: todavía no se sabe cómo afecta el Covid-19 a los animales, pero hasta que se tenga información, es mejor evitar el contacto. Quizás, si usted está enfermo, otra persona pueda cuidar de su mascota por usted.
  • No compartir vasos, platos, cubiertos o cualquier otro utensilio para comer, así como toallas o ropa de cama.
  • Es muy importante mantener una adecuada limpieza en el hogar, desinfectando utensilios y superficies de manera frecuente, especialmente áreas que puedan tener contacto con fluidos corporales.
  • Tener disponibles en el domicilio los medicamentos y alimentos necesarios por si se da el caso de que tenga la necesidad de mantenerse en aislamiento durante algún tiempo.
  • Tener a mano los medios para contactar con amigos, familiares o cuidadores a quien pedir consejo o ayuda, en caso necesario.

Los cuidadores de CAYSAM estarán atentos por si su ser querido parece tener alguno de estos síntomas, y le acompañará al médico en caso necesario. Le ayudarán a mantenerse tranquilo en estos días en que es mejor que permanezca en el domicilio. Nuestros profesionales adoptarán todas las medidas necesarias y vigilarán para que se den las condiciones ideales de prevención y cuidado, tanto de ellos mismos (para evitar un contagio) como de sus seres queridos, así como una correcta higiene y alimentación. Por ello y para ser de ayuda durante estos momentos de incertidumbre, en CAYSAM queremos ayudar, facilitando el acceso al cuidado personalizado en su domicilio de todas las personas mayores, ajustando nuestras tarifas a precio de coste de manera excepcional dadas las circunstancias.

Pónganse en contacto con nosotros y resolveremos todas sus dudas o inquietudes.

¿Listo para empezar?   Contáctanos